¿Eres del grupo de mujeres que experimentan dolores y molestias durante la penetración? ¿Piensas que por esto sufres estrechez vaginal, es decir, que tu vagina es muy estrecha para el coito? Pues no estás sola, son muchas las mujeres que tienen este sentimiento. Lamentablemente, la mayoría de las veces evitan hablar sobre el tema ya que no solo les genera ansiedad y frustración a sí mismas, sino a sus parejas. Sin embargo, no es algo que deban callar, discutir sobre lo que sienten puede llevarlas a descubrir que tal vez su problema no está en la estrechez, sino en otras condiciones; también a encontrar soluciones, porque sí existen tratamientos para este problema.

La estrechez vaginal y la penetración

En su estado normal, la vagina mide en promedio entre 7 y 10 cm, sin embargo, está diseñada para expandirse y alargarse al momento de la excitación.  Cuando la mujer se excita, la parte superior de su vagina se alarga y el cuello uterino asciende. De esta manera, el pene o el juguete sexual no lo golpea durante la penetración y por tanto, no causa incomodidad.

La vagina también libera un lubricante natural que evita que sienta dolor durante la penetración. Si esta última empieza muy pronto y la vagina no está lubricada, se puede sentir molestia.

estrechez vaginal - sistema reproductor femenino

No obstante, estos procesos naturales no siempre significan que el sexo sea más cómodo. El dolor puede ser signo de una afección como una infección, lesión o anomalía congénita.

¿Qué hago si siento que tengo mi  vagina muy estrecha?

Varias condiciones pueden afectar qué tan estrecha es tu vagina. La mayoría son problemas menores y fáciles de tratar. Estas condiciones incluyen:

Insuficiente excitación o lubricación

Como mencionamos anteriormente, la excitación proporciona al cuerpo una lubricación natural. Dedícale tiempo al juego previo; los besos, los toques y la estimulación oral o manual podrían aumentar la excitación. Así, cuando llegue el momento del coito, estarás más preparada. También puedes utilizar un juguete sexual como vibradores para estimular el clítoris, etc. En nuestra tienda contamos con una gran variedad de juguetes eróticos que seguro te encantarán.

Pero si aún la penetración es difícil después del juego previo, utiliza un lubricante, que son productos que simulan a la perfección a los naturales. Por ejemplo, contamos con una gran variedad de lubricantes vaginales en nuestra tienda. Por ejemplo, Cum,  un lubricante a base de agua, elaborado con ingredientes de la más alta calidad y que es incoloro, hipoalargénico y compatible con juguetes y preservativos.

lubricante cum

Infección o trastorno

La Vaginitis (o vulvovaginiotis) y todas las demás infecciones, incluidas las de transmisión sexual, no cambian la forma ni la estrechez de la vagina. Sin embargo, pueden hacer que el sexo sea más doloroso.

Anormalidad congénita

Algunas mujeres nacen con un himen que es grueso o inflexible. Así, durante el acto sexual, un pene o juguete sexual que empuja contra él puede desencadenar mucho dolor. Incluso después de rasgarse el tejido, puede seguir siendo molesto cuando se toca.

Lesión

Una lesión en la pelvis o la vagina puede hacer que la penetración sea muy dolorosa. Debes esperar hasta que haya sanado por completo antes de participar en la actividad sexual.

Vaginismo

El vaginismo causa contracciones involuntarias de los músculos que se encuentran alrededor de la vagina. Antes de la penetración, la afección hace que los músculos del piso pélvico se contraigan tanto que un pene o un juguete sexual no puede entrar, incluso cuando existe un gran deseo y fuerte atracción sexual. Algunas mujeres con esta afección también tienen dificultades para usar tampones o hacerse un examen pélvico.

estrechez vaginal - vaginismo

Esta condición puede ser causada por experiencias sexuales desagradables, algún trauma o abuso sexual que se haya sufrido en el pasado, por factores psico-emocionales, como problemas de pareja o por una gran sensibilidad al dolor.  Dado a que existen diversas causas que pueden desencadenar esta patología, es esencial acudir a un especialista. Acudir a terapia psicológica y sexual, tanto a nivel individual como con la pareja, puede asegurar un éxito superior al 97%, siempre que se cuente con la colaboración de la paciente.

El tratamiento implica una combinación de terapias. Además de la terapia psico-sexual, suele ser necesario utilizar dilatadores vaginales. Estos dispositivos en forma de cono ayudan a tomar control del suelo pélvico y aprender a liberar la reacción muscular involuntaria que se experimenta antes de la penetración.

Me diagnosticaron vaginitis atrófica, ¿es lo mismo que la estrechez vaginal?

No, no es lo mismo, ni siquiera es lo mismo que el vaginismo. La vaginitis atrófica o atrofia vaginal es un trastorno que se asocia normalmente a la menopausia mediante el cual las paredes de la vagina “adelgazan”, lo que produce a su vez una disminución de su capacidad de lubricación. Se presenta, además, una mayor sequedad e inflamación del área vaginal.

Esta condición aparece como consecuencia de la disminución de los estrógenos cuando la mujer alcanza la menopausia, aunque puede aparecer, de formar muy poco frecuente, tras un parto o la lactancia. Tiene tratamiento, generalmente se recomienda productos de hidratación (no confundir con los lubricantes) y medicación en caso de ser necesario.

Para finalizar…

Así como cada persona posee rasgos físicos propios, cada mujer tiene una vagina única. Esto significa que no puedes confiar en la experiencia de otra para saber si tu vagina es “normal” o no. Conoces mejor que nadie tu propio cuerpo, así que si algo no se siente bien durante la penetración, detente.

El sexo no tiene que ser incómodo. Como ya hemos visto, muchas de las condiciones que pueden llevar a este sentimiento son fácilmente tratables. Si te preocupa  el dolor, la incomodidad o el sangrado durante la penetración, no sientas vergüenza en discutir el problema con tu pareja ni con tu médico.  Todos juntos pueden encontrar una razón y una solución.

En nuestro monasterio contamos con un equipo de psicólogos que está dispuesto a ofrecerte todo su conocimiento y apoyo para socorrerte en lo que necesites. Contáctanos y solicita ahora mismo una consulta online.

Consulta Online

No olvides que puedes seguirnos e interactuar con nosotros en nuestras redes sociales:

Facebook: La Celda del Monje

Twitter e Instagram: @LaCeldaDelMonje

O a través de nuestro chat de servicio de atención de cliente.

Recibe #BendicionesOrgásmicas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1
¡Hola! Hij@ Mi@, en que os puedo ayudar.
Powered by