Una vagina “estándar” mide entre 7 y los 10 centímetros en su estado normal. ¿Estado normal? Si, aunque no lo creas, puede expandirse y alargarse durante la excitación. Sin embargo, hay mujeres que creen que su vagina es demasiado pequeña; otras piensan que tienen una vagina muy ancha ya que  perciben una sensación menos placentera en el coito.

Tengo la vagina muy ancha

Las chicas que sienten que tienen una vagina ancha, porque no sienten nada durante el acto sexual, a menudo confunden el tamaño con tonicidad. Los embarazos (sobre todo los muy seguidos) y el transcurrir de los años dilatan las paredes de este órgano disminuyendo su sensibilidad. Por lo tanto, no es que la vagina altere su tamaño y sea haga muy grande, sino que los músculos de la entrada han perdido tono y elasticidad.

¿Esto es un problema?

Una vagina que no está tonificada es la peor enemiga del buen sexo. Cuando  los músculos de la zona genital están suficientemente tonificados, la pared vaginal estimula mucho más al pene y la mujer tendrá más sensaciones placenteras durante la penetración. También habrá más producción de lubricación.

Pero, ¿se puede hacer algo para recuperar este tono y la elasticidad? ¿Puede una vagina ser más estrecha? ¡Claro que sí! Con un entrenamiento adecuado, puede volver a su estado normal. También existen productos en el mercado que pueden ayudar.

Recuperar el tono y la elasticidad de la vagina

Se cree que la constante actividad sexual puede afectar la firmeza de la vagina, pero esto NO es cierto. Mantener relaciones sexuales satisfactorias es una de las mejores cosas que las mujeres pueden hacer para conservar la tonalidad de la zona genital.  Las contracciones del orgasmo son el mejor entrenamiento.

vagina muy ancha

¿Sabes que es otro buen ejercicio? Tratar de contraer la pelvis todo lo que se pueda durante la penetración. Esto no solo refuerza el suelo pélvico, sino que aumenta el placer sexual. Los popularmente conocidos Ejercicios de Kegel, que trabajan el suelo pélvico, son también excelentes.

Ejercicios de Kegel.

En la década de los 40, el doctor Arnold Kegel desarrolló unos efectivos ejercicios para fortalecer los músculos pélvicos y mejorar la función del esfínter uretral o rectal.  Estos tratan de realizar contracciones rítmicas del músculo pubocoxígeno, que fortalecen y favorecen el flujo sanguíneo de la zona genital. Esto mejora la sensibilidad vaginal y del clítoris.

¿Cómo hacerlos?

Para empezar debes introducir un dedo dentro de la vagina. Aprieta los músculos como si estuvieras conteniendo la orina y luego suelta. Siente los músculos de la vagina, estos son los del piso pélvico. Si los sientes firmes, has hecho el ejercicio correctamente. Tus muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados.

Ahora, con la vejiga vacía, sentada o acostada, aprieta los músculos del piso pélvico y mantenlos apretados y cuenta hasta 8. Relaja los músculos y cuente hasta 10. Repite 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche).

Debes respirar profundamente y relajar el cuerpo cuando estés haciendo los ejercicios. No debes contraer el estómago, los muslos, los glúteos ni los músculos del pecho. Tampoco lo hagas con demasiado fuerza porque puedes llevar a que los músculos se tensionen demasiado.

Estrechantes vaginales

Los estrechantes vaginales son productos que ayudan a revertir temporalmente la elasticidad vaginal, estrechándola y apretándola, lo que aumenta la sensación de placer (de ambos) al momento de la penetración. En nuestra tienda contamos con varios de esos productos que seguro te encantarán.

Gel retardante Forever Virgin

Un gel con el que podrás percibir esas sensaciones de estrechez como cuando estabas iniciándote en el sexo. ¡Te ayudará a tener orgasmos más fuertes e intensos e incluso experimentar multiorgasmos!

Estrechante vaginal Forever Virgin

Estrechante vaginal Tantra

Estrecha las paredes vaginales para que sientas justo como si fuera vuestra primera vez; su efecto dura 3 horas para más placer.

estrechante vaginal Tantra

Gel íntimo estrechante Like Virgin Pocket

Contrae las paredes vaginales de forma temporal, dejándola más estrechita, ofreciendo una mayor sensibilidad que te llevará a conseguir una mayor placer sexual durante las relaciones sexuales.

Like Virgin Pocket

De último, recurrir al bisturí

Es importante mencionar que un parto difícil o las incisiones en la vagina que se hacen para facilitar este proceso pueden dañar a la vagina más de lo esperado. En estos casos, se recomienda recurrir a fisioterapias del suelo pélvico, que incluyen ejercicios, fisioterapia, electro estimulación, dilatadores vaginales, entre otros. Si no funciona, habrá que recurrir a la cirugía de rejuvenecimiento vaginal o vaginoplastia.

La vaginoplastia son procedimientos quirúrgicos donde se reconstruye o a cambia el aspecto de la vagina ya bien sea por razones estéticas o no. Actualmente, son muchas las mujeres que se animan por esta opción.

Ya lo sabes, empieza ya a tener una vida sexual mucho más satisfactoria, usa los estrechantes vaginales disponibles en nuestra tienda, ejercítate o busca ayuda especializada. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, empieza a cuidar y tonificar tus paredes vaginales.

Recuerda que en nuestro monasterio contamos con un equipo de psicólogos que está dispuesto a ofrecerte todo su conocimiento y apoyo para socorrerte en lo que necesites. Contáctanos y solicita ahora mismo una consulta online.

Consulta Online

Síguenos e interactuar con nosotros en nuestras redes sociales:

Facebook: La Celda del Monje

Twitter e Instagram: @LaCeldaDelMonje

O a través de nuestro chat de servicio de atención de cliente.

Recibe #BendicionesOrgásmicas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1
¡Hola! Hij@ Mi@, en que os puedo ayudar.
Powered by